Compactación de suelo en frutales

68

La compactación de suelos en huertos frutales muchas veces no es considerada como una situación problema, y en algunos casos, ni siquiera es considerado el concepto. Se espera que la entrehilera por donde circula la maquinaria sea firme para soportar el paso invierno y verano,  que no crezcan malezas que puedan competir por nutrientes y agua con los árboles, o que alberguen insectos o plagas que los puedan afectar.

El problema de la compactación del suelo puede venir de antes de su plantación, pero luego es causado invariablemente por el continuo paso de la maquinaria. Es la carga superficial que va sufriendo lo que origina que se vayan perdiendo espacios porosos en su interior, que se vaya haciendo más denso, más compacto, más difícil de ser penetrado  por el agua y el aire, y  que puedan almacenarse y circular en su interior.

Todos los suelos se compactan, y dependiendo de su textura, será la profundidad de este perfil distorsionado, influenciado, también, por su contenido de humedad. El paso de una rueda es como una ola que queda grabada en el perfil, dejando marcado su efecto en una línea resultado de la carga ejercida y la humedad del suelo al momento de pasar. No es un perfil que se compacta parejo a lo largo de la temporada y los años, es más bien como una torta de muchas capas, cada una con un grado de porosidad y densidad distinta que contribuye desastrosamente en la reducción de la infiltración de agua en el perfil del suelo, en el paso del aire y el desarrollo de las raíces.

Al considerar una temporada con 15 o más pasadas de tractor con fumigadoras, rastras, carros de cosechas, en suelos secos y mojados, pasando en invierno con suelos mal drenados, o en primavera después de lluvias, explican la compactación del suelo y mucho de los problemas de producción. Problemas en los cuales  se enfoca su solución desde otros ángulos, concentrándose en resolver el síntoma detectado y no la causa que lo está originando.

Problemas absorción de nutrientes, de enfermedades radiculares, de árboles que no responden bien a una tasa teórica de riego, que se estresan, que detienen su crecimiento, que no llenan la fruta, que son más susceptibles a enfermedades y plagas en el follaje, todos ellos tienen respuestas técnicas que implican agregarle más insumos al proceso productivo, manteniendo el criterio de enfocarse en la planta y no en el conjunto indisoluble que es el sistema suelo-planta, puesto expresamente en ese orden, porque para una agricultura sustentable primero se requiere un suelo sano, que funcione bien, y luego viene la planta que se quiere cultivar.

Las prácticas recomendadas para descompactar el suelo y volver a un sistema suelo-planta sano, consideran el subsolado; el uso de cubiertas vegetales con diversidad de especies; la aplicación de inoculantes biológicos por medio  de un compost; incorporación de materia orgánica. Lo que se busca es tener un suelo mullido y esponjoso, donde la materia orgánica, los agregados formados por hongos y bacterias, las raíces, actúen como resortes que soporten el paso de la maquinaria, comprimiéndose y luego volviendo a ganar volumen, dada su estructura y la capacidad de absorber y retener agua.

En un suelo con buena porosidad el agua se infiltra mucho más rápido, moviéndose a capas más profundas del perfil, formado con ello una reserva de agua que puede ser utilizada por las plantas que crecen como cubierta y por las raíces de los árboles que se cultivan, aportando positivamente a un balance hídrico en compensación al gasto de agua requerido para mantener la cubierta en periodos sin precipitaciones.

Bajo los suelos compactados no hay raíces que crezcan, en ese sitio sin agua y sin aire no se encuentran las raíces de los árboles, estas se desarrollan en el bulbo que moja el riego tecnificado, y cuando tienen suerte, pueden salir de él en profundidad en busca de aguas que se han percolado del riego o de las lluvias invernales. Recuperar esa superficie para cultivos de cobertera no es una competencia con el árbol, es recuperar un espacio estéril que generará y aporta sus propios nutrientes y mejorará la disponibilidad de agua, aire  y nutrientes para plantas y árboles.

video 1

video 2

video 3

video 4

video 5

video 6

video 7

video 8